Así será el nuevo smartphone de Apple



La cita es el próximo 12 de septiembre y, en esta ocasión, nada será igual. Ni Apple va a alquilar uno de los grandes auditorios que suele emplear para sus keynotes ni se tratará de una simple actualización del iPhone. Este año todo es especial: el fabricante de Cupertino celebra el décimo aniversario de la llegada de un móvil que cambió para siempre el mundo de la telefonía y, en un homenaje póstumo, lo hará en la mega sede ideada por el mismísimo Steve Jobs en el que fue su último proyecto antes de fallecer. El conocido informador Evan Blass, a quien bajo la cuenta de Twitter @evleaks se le atribuyen los anticipos de los principales móviles del mercado, hemos sabido que este año el fabricante presentará no uno, sino dos iPhone.


 


Blass sostiene que de estos dos modelos que serán presentados la próxima semana, uno de ellos es el que encarnará realmente el gran cambio que el mercado. Según parece, los de Tim Cook anunciarán por un lado el iPhone 8, la evolución natural del 7 y siguiendo los patrones de actualización a los que Apple nos tiene acostumbrados (mejoras incrementales en el hardware), pero el plato fuerte se lo reservaría para un segundo modelo, y éste sí sería realmente transgresor. Corren muchos rumores en los que se especula acerca de la denominación de este segundo modelo, pero el conocido redactor de VentureBeat sostiene que se bautizaría como iPhone X Edition, y la ‘x’ se atribuiría precisamente al décimo aniversario.


 


Será este segundo terminal el que presumiblemente alimente las expectativas de un mercado un tanto hastiado de las mejoras incrementales y que demandaba cambios más transgresores, sobre todo a la vista de lo fuerte que está pisando el acelerador Samsung, su eterno rival, con el Galaxy S8 y en especial, el recién llegado Note 8. 


 


Del iPhone X se espera una gran pantalla OLED de 5.8 pulgadas en un chasis completamente acristalado y sin marcos; el modelo daría por amortizado ya su eficaz sistema de desbloqueo mediante la huella dactilar (TouchID) y ahora apostaría por un sofisticado sistema de reconocimiento facial que funcionaría incluso en la oscuridad. El equipo llegaría con una de las funciones más demandadas por los usuarios: la carga inalámbrica y acabaría con el botón home en la parte inferior para dedicar este espacio a lo que podría ser un área de botones táctiles contextuales que cambiarían en función de la aplicación ejecutada.


 


Pero aquí no terminarían las novedades. El fabricante estrena el martes el proyecto póstumo de Steve Jobs: la nueva gran sede de la compañía. Conocida como spaceship (nave espacial) por su inconfundible forma, la futurista sede sería prácticamente como un nuevo gadget para los fans de la firma e incluiría desde cámaras secretas, como en las mejores películas de Indiana Jones, hasta ascensores giratorios en los que se viajaría por el interior del complejo. La cita, recordamos, será el próximo 12 de septiembre.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *